Los árbitros nacionales y el VAR fueron evaluados este sábado por FIFA, un paso vital en el proceso para la implementación de esta tecnología en el balompié nacional.

La sala VOR ubicada en las instalaciones de la FCRF y el estadio Rafael Bolaños fueron los escenarios donde se concentró esta etapa de evaluación y asesoría para la aprobación del VAR en el país.

Las valoraciones estuvieron a cargo de los instructores FIFA Óscar Julián Ruiz, quien evaluó el trabajo de los árbitros, y Bhaveshan Moorghen, supervisor del área de tecnología, proporcionada por la empresa Quality.

“Estos dos días nos enfocamos en la comunicación que es primordial en la situación del VAR y consideraciones importantes durante el juego, luego pasamos a evaluar a los árbitros y la tecnología que aplica el VAR”, comentó Oscar Julián.

FOTO 7

Esta evaluación se realizó en 5 partidos amistosos de las categorías menores de Carmelita que iniciaron a las 9 am, donde se dividió a los réferis en dos grupos, uno en la sala VOR y el otro en el recinto carmelo.

El día de ayer se realizó una capacitación teórica y técnica, donde se enfatizó en diferentes temas que son claves en el uso y la aplicación del VAR.

Finalmente, los instructores de FIFA realizarán un informe que será clave para la validación del material humano y tecnológico del VAR en Costa Rica y harán sus respectivas recomendaciones para dejar todo listo y acreditar al país para el uso oficial del VAR.

“El trabajo realizado por la FCRF y su Comisión de Arbitraje es de elogiar porque se convertirán en la tercera federación de CONCACAF en contar con el VAR en su Torneo”, agregó el instructor de FIFA.

180A9981

Es importante aclarar que, aunque en principio se valoró utilizar por primera vez el VAR el próximo 17 de julio en la Recopa, esto dependerá de recibir a tiempo el informe y sugerencias que realicen los personeros de la FIFA.
La FCRF queda a la espera de estas conclusiones.

Además, el uso del VAR en el Torneo Nacional dependerá de las mismas recomendaciones, y de la finalización de las modificaciones en los estadios de los 12 clubes de la máxima categoría para que logren su respectiva certificación.