¿Es Patri o Gaby? Esa es una de las preguntas que se ha vuelto constante en los entrenamientos de la Selección Mayor Femenina. La razón: Las gemelas idénticas Patricia y Gabriela Aguilar llevan su complicidad de hermanas a la cancha.

Patricia ya acumula nueve años trabajando en la Federación Costarricense de Fútbol, mientras que Gabriela llegó este año para integrarse al equipo de preparadores físicos de las selecciones femeninas.

En medio de la concentración en Copa Oro, las hermanas Aguilar sacaron un espacio para conversar sobre el sentimiento de trabajar juntas, los detalles y expresiones en los que solo ellas se conocen y la emoción para su familia de verlas juntas en un mismo banquillo.

¿Qué sienten al trabajar juntas?

Gabriela Aguilar “Para nosotras esto siempre fue algo bonito por alcanzar; el poder trabajar juntas y poder representar a una misma institución y qué más que al país donde nacimos. Así que realmente nosotras estamos muy contentas y llenas de satisfacción de que poco a poco hemos conseguido lo que tanto hemos querido”.

Patricia Aguilar “Al principio no me lo esperaba tanto, y donde se dio la noticia de que llegaba a la Federación, me llenó de felicidad a mí y a toda la familia. Es de mucho orgullo todo lo que Gaby ha conseguido en su carrera como profesional y la verdad es que es una alegría extra estar juntas en el proceso no solo de la Mayor, sino de las selecciones femeninas”.

Complicidad de gemelas

Gabriela Aguilar “Aunque nuestros roles son muy distintos en el trabajo, siempre está eso de la hermandad y de conocernos a fondo, entonces, aunque trabajemos en diferentes situaciones creo que el conocernos tan bien y la personalidad de ambas ayuda a que seamos un apoyo mutuo. Con una mirada somos capaces de entender que necesita la otra si ocupamos una respuesta”.

Patricia Aguilar “Como tengo más tiempo en selección, le he ayudado a Gaby a tratar de integrarse pronto y que tuviera una rápida y mejor adaptación y a eso le hemos sacado provecho”.

¿Ya se acostumbraron a que las confundan?

Gabriela Aguilar “Siempre nos ha pasado que nos confundan, y siempre nos da risa. Solo tratamos de corregir a la persona, pero también se entiende la posibilidad de que se puedan confundir y es “parte de”. Las jugadoras, algunas ya nos reconocen y a otras aún les cuesta”.

Patricia Aguilar “Muchos compañeros nos dicen que nos diferencian super bien pero cuando nos ponemos la misma ropa, el mismo buzo o suéter, en el entrenamiento todo el mundo termina confundido. Ponerse la misma ropa es un buen examen para ver si nos diferencian o no”.

Ambas sueñan con seguir avanzando en esta Copa Oro 2024 para escribir un nuevo capítulo en su vida de gemelas: el poder llevar a nuestras selecciones femeninas a representar por todo lo alto a Costa Rica.