De jugar en los equipos de barrio en Santa Cruz de Guanacaste, a estar cerca de disputar un Clasificatorio de Concacaf, así fue como Brigitte Monge trazó el camino para cumplir su sueño de niña.

Y no ha sido para nada fácil. Esta joven de 16 años ha tenido que realizar grandes sacrificios para forjar su futuro en el fútbol femenino, pero la disciplina, constancia y buena actitud han sido sus principales herramientas para plantearse grandes metas, como por ejemplo, asistir a su primer Mundial.

“El fútbol para mí es algo inexplicable, me apasiona mucho y a mi familia también, gracias a ellos estoy acá y al esfuerzo que he hecho”, comentó Brigitte.

1 1

El apoyo de su familia ha sido un pilar fundamental para el crecimiento de Brigitte. Su papá es constructor, su madre es ama de casa y sus hermanas trabajan en hotelería.

También, dentro las personas que fueron parte importante estuvo su tío, quien era el que la acompañaba a los entrenamientos en tierras guanacastecas, hasta que logró llegar al Deportivo Saprissa.

En sus primeras etapas viajaba desde Santa Cruz hasta San José, de lunes a miércoles y luego regresaba para continuar sus estudios.

Luego se dio la oportunidad de residir en la capital y ahí iniciaron las primeras pruebas, ya eran grandes períodos donde no veía a su familia, por lo que debía acogerse a su anhelo de crecer como jugadora para vencer la soledad.

“Fue muy difícil dejar a mi familia, no fue nada fácil, fueron momentos y días muy oscuros, donde no sabía si devolverme o continuar, pero poco a poco fui adaptándome y ahora estoy aquí”, aseguró la seleccionada juvenil.

IMG 0230 1 scaled

El proceso para llegar a donde está hoy fue muy extenso, ya que sus primeros pasos fue mediante visorias en categorías menores, luego paso a los microciclos con la Sub 15, hasta que se consolidó en el equipo base de la Sub 17.

Para esta volante nacional el fútbol y principalmente representar a Costa Rica tienen un gran significado en su vida, ya que la han acompañado desde muy pequeña y significa mucho el poder representar al país de forma internacional.

“Para mí es un privilegio vestir esta camiseta, muchas niñas a esta edad desearían jugar con la Selección y gracias a Dios tengo la oportunidad de portar esta camisa y voy a darlo todo por la roja”, añadió.

Brigitte Monge es parte del plantel que está entrenando bajo las órdenes de Harold López, de cara a disputar el Premundial Sub-17 Femenino que se realizará del 1 al 11 de febrero en Toluca, México.